Una revisión de lo nuevo de tecnologia



Pero esto no hace de la ciencia una empresa irracional ni del cambio comprobado un placer arbitrario. En cada sociedad concreta, En el interior de cada marco conceptual o paradigma habitable, es posible reunir argumentos empíricos y teóricos que permitan escoger unas proposiciones científicas sobre otras. Existen resultados de experimentos y observaciones, hay teorías aceptadas que se consideran aceptablemente fundamentadas, con las cuales las nuevas ideas pueden ser comparadas; el éxito de los conocimientos aceptados para expresar los fenómenos conocidos y predecir otros nuevos también es un buen criterio para arbitrar la verdad del conocimiento. También hay marcos filosóficos más respetables que otros. Es decir, para ciertos fines cognoscitivos (resolver determinados problemas planteados) es posible disponer de "buenas razones" para tomar decisiones teóricas y empíricas en el campo estudiado.

Su diseño está pensado para profesionales de seguridad, pequeñCampeón y medianas empresas y usuarios finales que requieran protección de datos electrónicos.

Es verdad que la ciencia y la tecnología no garantizan el progreso social. La razón es simple: ellas no actúan en un hueco social. Sólo la política, la economía, la moral pueden convertirlas en aliadas del hombre o en sus enemigos.

La psicología y la ideología empresariales están presentes en el mundo de la ciencia. No es por capricho que los problemas éticos asociados a ciencia y tecnología constituyen preocupaciones cotidianas actualmente. Se ha dicho que el poder acumulado es tanto que la pregunta: ¿qué se puede hacer? ha sido desplazada por ¿qué se debe hacer?

Muchos de los peligros que se suelen asociar al “crecimiento verificado y tecnológico” han puesto en el centro del debate la cuestión de la “sociedad del riesgo”, según la cual, como consecuencia de dichos desarrollos tecnocientíficos actuales, crece cada día la posibilidad de que se produzcan daños que afecten a una buena parte de la humanidad y que nos enfrentan a decisiones cada tiempo más arriesgadas (López Cerezo y Luján, enlace web 2000).

Se seleccionan las ideas más útiles y si es necesario se ponderarán. Pueden realizarlo los mismos miembros del Corro o crear otros para esta tarea, clasificadas por categoríTriunfador (tarea que corresponde al director).

Es decir, según creo, la historia de la ciencia, demuestra que el hombre puede conocer el mundo, obtener conocimiento objetivo. Pero esto no conduce a identificar la objetividad del conocimiento (es asegurar su adecuación en cierto categoría a la sinceridad, a la naturaleza, al mundo) y la verosimilitud creciente de las teoríTriunfador que crea el hombre (es afirmar que en ellas hay contenidos de verdad que se incrementan con el incremento de la ciencia) con la imagen del conocimiento como algo infalible y definitivamente probado.

Lo que se debe exagerar es que este planteamiento sociológico es solidario del enfoque neopositivista y popperiano porque sugiere una racionalidad científica más o menos incontaminada por todo lo que no sea la búsqueda de la verdad y el método en que esa búsqueda descansa.

, que concibe los sistemas industriales como ecosistemas que intercambian flujos de materia, energía e información con su entorno y tiene como objetivo achicar el consumo de materias primas y posibles energéticos por debajo de la capacidad de la biosfera para renovarlos, Campeóní como achicar las emisiones de residuos hasta unos Títulos que la biosfera pueda asimilarlos (Seoanez Calvo, 1998). A ello alega igualmente el concepto de Patrimonio circular

Puede ocurrir que un trabajo sea relevante a nivel local (una innovación técnica, el caso de una nueva fuente de energía) pero signifique poco en relación a las prioridades del "Centro". En ese caso el científico encontrará escasas posibilidades de editar, cobrar honores. Esto conduce a las personas a frustraciones y es parte de los estímulos a la fuga de cerebros que las potencias cultivan con toda intención.

En suma, debemos evitar la ingenuidad epistemológica y social respecto a ciencia y tecnología; una lectura fantástica no podemos suponerlas esencialmente verdaderas y benefactoras en sí mismas al ganancia de las actuaciones de los hombres y sus conductas políticas y morales.

Podemos comenzar recordando el llamada realizado en 1998 por Jane Lubchenco (presidenta entonces de la American Association for the Advancement of Science, la más importante asociación científica a nivel mundial),reclamando que el siglo XXI sea para la ciencia el siglo del medio animación y que la comunidad científica “reoriente su maquinaria” hacia la resolución de los problemas que amenazan el futuro de la humanidad (Lubchenco, 1998).

Para Popper la actitud realmente científica consiste en someter las hipótesis, incluso las propias, a la refutación permanente. Imre Lakatos, filósofo húngaro luego fallecido, incisivamente le preguntó: ¿conoce usted a algún estudiado que se proponga refutar sus propias proposiciones?

Tiene una resolución de 3.300 ppp y, para su uso, se requiere de un cable conectado por HDMI o USB, aunque aún podrájn funcionar a través de una Nasa WiFi.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Una revisión de lo nuevo de tecnologia”

Leave a Reply

Gravatar